viernes, 24 de junio de 2016

One-Two




El One-Two –Uno-Dos- es quizás la más letal combinación de golpes del boxeo. Un gancho izquierdo al hígado, seguido de un directo a la mandíbula, en su versión básica. Sólo aquel que ha recibido un One-Two sabe que es muy improbable sobrevivirlo.

El gancho al hígado causa intenso dolor, náuseas, pérdida de control efínteres y lo más importante, el reflujo del gran contenido de sangre que alberga este órgano, provocando congestión en todos los grandes vasos del torso. El directo a la mandíbula produce una conmoción cerebral de tal magnitud que no es necesario describirla. El resultado, colapso y caída del adversario, y su posible muerte.

Ayer, 23 de junio de 2016, el régimen chavista que mantiene secuestrado y en la miseria al pueblo venezolano recibió el gancho al hígado del One-Two: El Informe Almagro sobre Venezuela, presentado por el Secretario General de la OEA, Luis Almagro,  ante el Consejo Permanente de ese organismo internacional.

El informe brillante, sucinto, pormenorizado aunque no exhaustivo, bien motivado y ubicado filosófica e políticamente, produjo dos efectos: desenmascaró a la dictadura venezolana y la declaró enemiga de la civilización (pues denunció su violación sistemática de DDHH) y acorraló a sus aliados, en su mayoría meretrices pagadas por el mismo chavismo, a quienes obligó a escoger bando: o el de la democracia y la protección de los derechos de los pueblos, o el de los delincuentes de lesa humanidad hambreadores y genocidas.

El petitorio de Almagro no podía ser más sencillo, legítimo y democrático: Permitir con carácter de urgencia que el pueblo de Venezuela se exprese en el Referéndum Revocatorio sin más obstrucciones y dilaciones impuestas por el CNE chavista; llevar ayuda humanitaria a Venezuela –comida y medicinas- a la brevedad posible; y en general, exigirle al régimen venezolano que tome las medidas necesarias para acelerar y facilitar la consulta revocatoria para que la misma se realice este mismo año.

El discurso de Almagro llegó a los límites de lo que permiten la técnica diplomática y el sentido común. Ir más allá, haber sido más virulento, le restaría credibilidad, majestad, neutralidad a su persona y lo habría conducido al fracaso. Tuvo la justa medida.

El daño causado a la dictadura chavista se pudo apreciar en la respuesta de la Cancillera Delcy Eloína, quien se ufanaba de que bloquearía la moción de Almagro con 19 votos a favor de su gobierno. Reunió sólo 12. Sus aliados de conveniencia decidieron ponerse del lado correcto de la historia (quizás con algún empujoncito de EEUU) y siete abandonaron el barco. Casi a gritos se deshizo en insultos contra Almagro, consignas comunistas trilladas, incoherencias, mentiras, amenazas, demostrando de paso, que no cuenta con el nivel suficiente ni para ser el ama de llaves de ninguno de esos embajadores. Perdió control de efínteres, pues, y todo el excremento que normalmente habita al alma del chavista le brotó por esa boca que asumió las funciones del orificio ubicado en el otro extremo de su tubo digestivo. (Pido licencia al querido lector, pero a veces es imposible referirse al chavismo sin ser escatológico, pues la hez es su naturaleza).

Pero después del One siempre viene el Two. El Two, sin lugar a dudas, será el propio Referéndum Revocatorio. El pueblo en pleno votará por desalojar al mal del poder en el país. Las colas, multitudes, que venciendo todo tipo de obstáculos impuestos por el CNE oficialista y el gobierno, demuestran claramente la firmeza, determinación y entusiasmo que acabará con la era chavista. Somos los mismos que caminaron en alpargatas y sin abrigo a través de los Andes hasta Bolivia, para liberar a gente desconocida. Caminar hasta la mesa de votación para liberar a nuestros hijos será pan comido.

Paradójicamente, -algo que el chavismo es incapaz de ver- la realización oportuna del Revocatorio es la única tabla de salvación que le resta para salvar lo poco que le es salvable, tanto material como políticamente. La obstaculización de mismo conduciría fatalmente a un final aún más traumático para la boligarquía.

Thomas Shannon, Embajador del Departamento de Estado para Asuntos Latinoamericanos fue enviado a conversar con Nicolás en los días previos al One-Two de Almagro. No debe haber duda acerca de que fijó la posición de apoyo de su gobierno al Informe; de que más en carácter de amenaza que de negociación, exigió a la dictadura respeto a la voluntad popular y ejecución oportuna del Referéndum. También es indudable que advirtió –sin coerción no puede haber amenaza que prospere- que podría contemplarse una expedición militar internacional en vista de la crisis humanitaria que se cierne sobre Venezuela.

En estos momentos críticos de historia de nuestro país, es muy lamentable la ausencia de Hugo Chávez. Exactamente esta misma situación se estaría viviendo con él al mando, con el beneficio de que no sería un macaco agente extranjero cubano nacido en Cúcuta el responsabilizado con la ruina causada a Venezuela. No es un colombiano mayordomo y chico de compañía de Raúl Castro el culpable. Es un venezolano resentido, ignorante y corrupto nacido en Sabaneta de Barinas, con su banda de malandros, el autor del mayor crimen cometido contra país alguno en la historia de la civilización.

Leonardo Silva Beauregard
@LeoSilvaBe

No hay comentarios:

Publicar un comentario