miércoles, 18 de mayo de 2016

Suicidio del chavismo



El Secretario General dela OEA, Luis Almagro se dirigió a Nicolás: “Negar la consulta al pueblo te transforma en un dictadorzuelo”. Crítico de los fútiles esfuerzos del chavismo para aferrarse al poder pretendiendo silenciar la expresión del pueblo. Y este es justamente el caso. Cada maniobra burda, artificial y pueril del chavismo para obstaculizar las decisiones del pueblo desnuda aún más el carácter dictatorial del régimen chavista.

A la elección de una nueva Asamblea Nacional el 6D, compuesta por una inmensa mayoría de diputados de oposición, la dictadura chavista reaccionó atropellando, obstruyendo, desconociendo y atacando a esa “AN burguesa y fascista” que no es más que la representación fiel del repudio que la casi totalidad de los venezolanos siente por la tiranía corrupta e inepta chavista. Y con la coherencia lógica que siempre ha caracterizado al chavismo, los sátrapas y sus acólitos califican a esa recién elegida AN como “burguesa y fascista”, soslayando el pequeño detalle de que –de ser cierto esto- “burguesa y fascista” es la formidable mayoría que la eligió.

Sin duda las maniobras en contra de la nueva AN electa directamente por el pueblo, usando otros poderes como el Judicial a esos efectos, es un claro intento de amordazar a ese pueblo e impedirle la manifestación de su voluntad. Pero los desesperados, desatinados, ciegos y muy brutos chavistas no se conforman con este crimen de carácter, finalmente, autodestructivo. Decidieron entorpecer y dilatar el proceso refrendario revocatorio para remover a Nicolás de Miraflores. Nuevamente, el chavismo pretende estrangular al pueblo negándole una vía de expresión democrática, constitucional, legítima y sana para todos, especialmente para el propio chavismo.

El colmo de la torpeza chavista es la amenaza de disolver la AN, por parte de Nicolás. Este desmán sería tan nefasto para el régimen que de verdad hago votos para Nicolás cumpla su amenaza. Abonando las palabras de Almagro, la disolución de este órgano Legislativo que representa directamente la voluntad de pueblo de Venezuela, sería un grave delito en contra de ese pueblo y haría imposible la defensa del régimen chavista ante la comunidad internacional. Ni Cuba podría convencer a sus nuevos socios capitalistas acerca del talante democrático de la dictadura venezolana. Y le sería muy difícil evadir una solicitud de las potencias del capitalismo, como los propios EEUU en el sentido de entregar a los jerarcas chavistas vinculados con la comisión de delitos internacionales graves y de lesa humanidad.

Pero lo más lesivo (en particular para los intereses chavistas) de esta cadena de atropellos –por lo demás muy idiotas y suicidas- es que cierran todas las vías legítimas y no violentas de que goza el pueblo para expresarse; es decir, para liberar presiones sociales.

Hemos visto con horror los linchamientos de rateros insignificantes a manos  de lo que una vez fue pueblo, ahora transformado en  turba. Expresión de la profunda anomia, del colapso total del Estado, por parte de ciudadanos envilecidos, desesperados, conducidos a la barbarie por un liderazgo psicopático que sembró odio, destruyó la fibra social y la estructura  de valores de la sociedad y el Estado mismo. Y nos preguntamos “¿cada vez que el pueblo lincha un ratero sin importancia no está en realidad linchando a los verdaderos causantes de su tragedia, jerarcas bolivarianos, bolichicos, boliburgueses, boligarcas, enchufados, gobernantes?”

Con su actitud, por ceguera o con toda intención, el chavismo está conduciendo al país a un baño de sangre. Pero en el fondo no es más que un suicidio, pues como la historia de la civilización lo demuestra, cuando a un pueblo se le acorrala y se le niegan todas las vías de escape, embiste contra sus opresores, quienes siempre terminan en el albañal de la historia.

Leonardo Silva Beauregard
@LeoSilvaBe

No hay comentarios:

Publicar un comentario