jueves, 22 de octubre de 2015

Pacto de respeto





Emulando a su mentor y antecesor, Nicolás Maduro propuso un pacto de respeto a los resultados electorales y al CNE en los venideros comicios del 6 de diciembre. Sin duda, una noble propuesta.



El respeto a los resultados de elecciones libres y populares es una obligación legal. Es esencial al juego democrático y se da por descontado que los resultados de un proceso comicial deben ser respetados. Un pacto en tal sentido es, entonces, redundante y supralegal.



Es totalmente absurdo y además nulo, un pacto que obligue a respetar la Ley.  Sería desconocer la Ley y su coercibilidad. Si es necesario un pacto para respetar la Ley, entonces tal pacto tiene mayor jerarquía legal que la propia Ley y esta última carece de coercibilidad y vigor.



Tal convenio sería equivalente a que los ciudadanos firmemos pactos comprometiéndonos a no asesinar, a no robar, a no secuestrar, a no violar, a no estafar, por encima del ya existente Código Penal. Sencillamente, la Ley es de obligatorio cumplimiento con pacto o sin pacto y el que no cumpla la Ley va preso. La Ley es el pacto.



Por otra parte, proponer o tan solo sugerir que ese pacto es necesario, ya implica que las partes han pensado en el desconocimiento de los resultados. Más grave aún, es admitir que existen razones para que alguna de las partes se incline por ese desconocimiento. Es la admisión de que existen vicios en el proceso y en las autoridades que arrojan dudas acerca de sus procedimientos.



Pero es posible que el chavista, siendo tan delincuente, requiera de pactos especiales para que considere respetar las leyes. Así que me permitiré proponer algunos pactos que seguramente resultarán muy positivos para el país:



En primer lugar, firmemos un pacto de respeto a ese pacto de respeto a los resultados electorales, en virtud del cual el chavismo se compromete a no hacer fraude, respetando así la voluntad popular.



También sería muy saludable un pacto de respeto a los dineros públicos. De manera que el chavismo debería firmar uno en el que se comprometa con el pueblo a no seguir clavando sus garras en la Cosa Pública, a no matraquear ni a cobrar comisiones en contratos con el Estado, a no saquear las empresas del Estado, comenzando por PDVSA.



El pueblo apreciaría un pacto en el que el régimen chavista se obligue a dar seguridad a la población, a garantizar servicios de salud y abastecimiento de medicinas y otros insumos indispensables para la atención médica. En especial, pactemos que los enfermos de cáncer, sobre todo, niños, recibirán drogas anticancerosas que hoy escasean.



Por favor, chavistas, consideren firmar un pacto que los obligue a acabar con la inseguridad. Un pacto que impida que nos maten como perros a razón de 82 homicidios diarios.



Sería de gran importancia un pacto que nos permita conseguir pañales y leche para los bebés "de la patria".



Todos apreciaríamos un pacto por el cual los chavistas se comprometieran a no racionarnos la electricidad ni el agua, y a no reventarnos bombillos, neveras, televisores y computadoras cuando la reconectan.



Y verdaderamente les agradeceríamos un pacto que nos evite hacer colas para comprar comida. Es más, que nos garantice encontrar comida.

Un pacto importantísimo, insoslayable, es el de respetar Derechos Humanos. Que no haya presos políticos, ni torturados, ni asesinados con balas que hacen "un sonido hueco al atravesar el cráneo de un escuálido".



Pero hay un pacto que realmente sería agradecido por el pueblo en pleno: Por favor, rogamos al gobierno que respete el abastecimiento adecuado de papel tualé. Entendemos que la boliburguesía y boligarquía chavista militar-civil no lo necesitan pues para eso han tenido la Constitución Nacional y las leyes, pero el resto de los mortales lo extrañamos ya que no podemos permitirnos esa misma licencia que nos llevaría directamente a las mazmorras del SEBIN, pues para el chavismo, además de para su higiene trasera, la Constitución y las leyes solamente existen para reprimir la disidencia.



Lo que nos recuerda el pacto más importante: ¡Chavistas, comprométanse a respetar la Constitución Nacional!



Leonardo Silva Beauregard

@Leo SilvaBe








No hay comentarios:

Publicar un comentario