domingo, 17 de mayo de 2015

¡Sincérense!





Sin disimulos. Por la calle del medio. Déjense ya de pendejadas. Eliminen el voto. No se limiten a eliminarlo sólo para el Parlatino. Eliminen el voto para todo. No se preocupen del “¿qué dirán?” los países del mundo. No se preocupen por guardar las formas haciendo creer que respetan la Constitución y las leyes, ya las han usado demasiado como sustituto del papel tualé (por pichirres, porque se consiguen toallitas húmedas con las que ustedes tienen montado otro negocio en el racionamiento). Olvídense ya de la mantener la ficción de democracia instaurada por Hugo con su “oposición seria”, ya nadie cree en esa democracia bonita multicolor en la que vas preso si dices que habrá un apagón por falta de mantenimiento, y ni se diga por protestar, por dar una noticia o por permitir una cola de consumidores desesperados en la puerta del negocio desabastecido. Sean sinceros. Terminen de aceptarse como dictadores. Ya todo el planeta (salvo Teodoro Petkoff) los considera tales.



Tampoco se angustien por violar Derechos Humanos prohibiendo el voto. Hagan como con la resolución 8610 con la que se dieron permiso a sí mismos para matar a manifestantes. Hagan una resolución 8611 prohibiendo el voto y Tibisay la firma (¿qué es una raya más pa’ un tigre? Ya ella ha recontraviolado DDHH haciendo fraude). En serio, ¡¿se van a parar en violaciones de DDHH?! Si apartando a todos los asesinados y torturados, a todos los Bassil, Génesis, Kluiberth, Redman, Lorent, Carrero, y cientos de otros, ustedes han violado el Derecho a la Vida de, por lo menos, 150.000 venezolanos más cuyas muertes a manos del hampa que ustedes patrocinaron, adoctrinaron y armaron como “luchadores de clases” exceden los promedios estadísticos aceptables y observables en países comparables a Venezuela, ¿qué les preocupa si eso es violación de DDHH con jerarquía de pecado y genocidio? ¿Acaso el desabastecimiento de medicinas y las muertes de enfermos desasistidos, incluyendo los de cáncer, no es ya violación del Derecho a la Vida, de DDHH? Sinceramente, no parecen vainas suyas…


La verdad, me sentiría muy aliviado si ustedes y, por carambola, los patriotas cooperantes de la MUD nos arrebataran abierta y definitivamente el Derecho al Voto, y no veladamente con fraudes, ficciones, teatros, jueguitos y engaños burdos. Ya no me sentiría en el desagradable disparadero de tener que votar por señores que fingen ser oposición para ayudarlos a preservar la ficción de democracia vigente desde 2004 que ustedes tanto necesitaban (ya no la necesitan, ya pueden prescindir de ella, ya todo el orbe conoce su despreciable calaña dictatorial), solamente para no dejarme conculcar mi derecho a votar, existir y -contra mi voluntad, con un pañuelo en la nariz- a llevar a la AN a dizque diputados que preferirán los derechos de su familia, amos, bolichicos y otros corruptos; a los que llaman "espacios opositores", en realidad, parcelitas de poder.



Pero en vez de ordenarle prohibir todo tipo de elecciones y no solamente para el Parlatino (para lo cual no tiene derecho, por supuesto), Diosdado, bajo consejo de Jorge, mandó a la honestísima Tibisay a eliminar los Cuadernos de Votación, uno de los más importantes obstáculos para el fraude electrónico pues impide constatar concordancia con las identidades del REP. Pero todavía quedarían las Boletas Electorales dentro de las urnas (que ya burdamente decomisaron en el Referéndum Revocatorio de 2004 y desde entonces los milicos no han dejado jurungar en los procesos electorales, y el CNE se niega a abrir a pesar de que hasta Nicolás lo pidiera en un momento de emoción), que son difíciles de eliminar pues alguna hoja de parra le tienen que dar al elector para que no sienta que fue cómplice activo del fraude con su voto, ya que la papeleta coincide con la opción seleccionada en la trampa-máquina de Smartmatic. También quedarían las Actas de Verificación Ciudadana, pero con esas no habría ningún peligro pues los patriotas cooperantes de la MUD jamás se han atrevido a mostrarlas a sus electores, incumpliendo sus reiteradas promesas de hacerlo.



Como era de esperarse, ya la MUD sentenció que la eliminación de los cuadernos electorales no afectaría en lo más mínimo la seguridad del proceso, así como también había declarado en las elecciones presidenciales pasadas que la posesión ilegal por parte del PSUV de la clave secreta del firmware (BIOS) de las máquinas de votación tampoco lo hacía, o que las captahuellas no permiten al CNE saber quién votó por quién, contradiciendo a Hugo y a Nicolás. A mí me importa muy poco pues mi decisión de votar siempre ha sido tomada a pesar de la MUD u “oposición seria” de turno, ya que desde 2004 tengo muy claro su función colaboracionista.



Así que reitero, no solamente eliminen los Cuadernos Electorales y la elección popular al Parlatino, eliminen la institución del voto en Venezuela, eliminen todo y, en el proceso, eliminen también a la MUD que ya no tendría razón de ser pues no habría democracia que fingir. Y por favor, antes de eliminarnos al resto, a la gran mayoría que se les opone en su plan de dominio traidor y criminal sumiso a Cuba, esperen una resolución emanada de la AN firmada por Diosdado Cabello. No procedan sin “asidero jurídico”.

No se paren en disimulos, ya nada puede evitar que La Haya los espere.



Leonardo Silva Beauregard

@LeoSilvaBe

No hay comentarios:

Publicar un comentario