domingo, 23 de noviembre de 2014

Mentira



      


El comunismo, como todo fascismo, borra la historia y el presente y fabrica su propia versión de ellos. Crea una falsa realidad que no llega a engañar al pueblo, quien padece las penas causadas por este en el largo plazo. Una realidad que solo engaña a a los comunistas, en especial, a los gobernantes, o que no pueden ver por negación a reconocer la inviabilidad de su sistema. Es un fenómeno que se repite en esos sistemas totalitarios para ocultar su verdadera naturaleza depredadora y fallida, y los errores que una y otra vez cometen, como si no conocieran la historia del siglo XX.

Hoy el pueblo recibió una noticia angustiante: el régimen creará Reservas Internacionales que para este momento se encuentran exhaustas, con recursos provenientes de un préstamo de $ 4.000 millones concedido por China dentro del pacto del llamado Fondo Chino; un contrato en el que Venezuela se compromete a pagar con petróleo exportado en el futuro (mecanismo expresamente prohibido por la Constitución) los aportes de ese país -al cual ya está hipotecada con alrededor de $ 80.000 millones de deuda, que se sepa- cobrando solo el 50 % del valor de cada barril de crudo, de los 700.000 que importa. A pesar de que la dictadura niega que este convenio es de préstamo para eludir el mandato constitucional, la letra del mismo expresa diáfanamente que es un crédito concedido con ingresos futuros de petróleo, cuyo capital principal genera intereses y cargos por servicios, como cualquier contrato de esta naturaleza.

De esta manera, la Cuenta de Capital de la Balanza de Pagos registrará un ingreso por el monto del préstamo, pero reflejará un débito por el monto de la deuda; así que el efecto en esta cuenta será nulo, exactamente igual a cero. Este mecanismo causará un déficit a pesar de que mostrará un superávit ficticio, y este déficit deberá ser compensado con la emisión de dinero inorgánico que generará más inflación en una economía ya morbosamente lisiada por las absurdas políticas del socialismo que tantos fracasos ha causado, baldada por la inflación más alta del planeta, que promete alcanzar niveles de hiperinflación en un futuro no muy lejano.

Además, debido a su efecto negativo, reducción del poder adquisitivo, aumento desmesurado del costo de las importaciones con respecto a la moneda interna, o sea, más inflación que reduce la demanda; que impactará tanto por acumulación de inventario, como por descenso en la producción de bienes y servicios debido a los excedentes de estos que el venezolano no podrá adquirir. Es decir, el efecto neto de esta disparatada y suicida medida, que solo refleja la desesperación de un gobierno que agotó los recursos financieros del país, al punto de la ablación total de las Reservas, incluyendo las de oro que fueron sustraídas y llevadas a Cuba y a otros países amigos de la revolución, en una maniobra criminal ordenada por Hugo Chávez Frías.

La ejecución de esta operación causará solamente un efecto de maquillaje y se tornará en un acto autodestructivo, que provocará una explosión social que ya era previsible por la situación actual, empeorándola con efectos terribles sobre el bienestar popular, causada por la contracción o recesión de la economía; pero también el retiro del apoyo al régimen por parte de todos los sectores civiles y militares; y que hundirá al país en una inmensa vorágine que no solamente conducirá a más pobreza, sino a las más absoluta miseria. *

Estamos en el umbral del Estado fallido. 


Leonardo Silva Beauregard

Twitter: @LeoSilvaBe


* No puede contar el país con que los ingresos petroleros serán una salvación, pues la deuda externa total, incluyendo la de PDVSA, asciende a más de $ 300.000 millones (que se sepa, pues las finanzas del Estado no han sido publicadas en años y se presume existen mayores compromisos del país, debido a una contabilidad paralela manejada exclusivamente por el Ejecutivo enmascarada en FONDEN –organismo que tampoco ha rendido cuentas- en violación a la Constitución y leyes del país; y esos ingresos se están menoscabando con la reducción de la producción petrolera debido al deterioro del PDVSA; deterioro que no se detendrá pues no existen los recursos para hacerlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario