viernes, 14 de marzo de 2014

Primer mes




El 12 de marzo se cumplió el primer mes de las protestas estudiantiles en todo el país, que hasta ahora arrojan un saldo de 24 muertos a manos de los grupos paramilitares afectos al régimen que actúan bajo la protección de los organismos regulares de seguridad del Estado. Además, hay decenas de desaparecidos y cientos de detenidos.

Los sucesos en La Isabelica, Valencia, revisten particular gravedad. La actuación de los colectivos del gobierno cobró tres muertes, incluyendo a una niña de 6 años y a un capitán de la GNB, y más de veinte heridos de bala. 

El estado Táchira se encuentra tomado por el ejército y es poca la información que sale de él, pero se sabe que la FAN arremetió contra la población de Rubio.
En Barquisimeto, grupos armados con la GNB y PNB persiguieron a estudiantes al interior de la UCLA, violando la autonomía universitaria, causando destrozos e incendio de las instalaciones.

Y en Caracas, los estudiantes fueron atacados y perseguidos dentro de la ciudad universitaria por la fuerza pública, en otra violación de la autonomía. También hubo protestas en Plaza Altamira en donde sucedió algo curioso: Nicolás Maduro denunció el supuesto ataque a la Torre Británica por parte de los manifestantes casi una hora antes de que el mismo tuviera lugar, lo que hace pensar que fue una maniobra orquestada por el régimen.

Es evidente que ante su total deterioro la dictadura decidió refugiarse en la fuerza bruta para cuya aplicación no tendrá límites. Abandonar el poder significaría condenas penales por los distintos delitos cometidos, incluyendo los de lesa humanidad, y la pérdida de las fortunas mal habidas.

Pero sin duda, hasta los momentos, el gran perdedor es el régimen, que sin lugar a equívocos se muestra ante el mundo como una dictadura asesina de las más sanguinarias.



Leonardo Silva Beauregard

Twitter: @LeoSilvaBe

No hay comentarios:

Publicar un comentario