lunes, 10 de febrero de 2014

A Dios rogando...




Las protestas recrudecen en varios estados de Venezuela. Son muchos los heridos graves y los ilegítimamente detenidos por las fuerzas oficiales. La mecha de la bomba de tiempo económica y social está encendida y nada puede apagarla.


En días pasados, Diosdado Cabello ha estado midiendo sus fuerzas en las distintas regiones del país. En la guarnición de Zulia llegó a destituir y sustituir comandantes militares pasando por encima de la Ministra de la Defensa, obrando con atribuciones del Presidente de la República.


El mismo día que Cabello estrena su nuevo programa de TV en la televisora oficial, “Con el Mazo Dando”, el gobierno decide impedir el traslado de Leopoldo López, quien se dirigía a Táchira a unirse a la protesta que prevalece en los estados andinos. Primero, los funcionarios intentaron impedirle que abordara el avión, al fracasar debido a la presión del público presente, decidieron impedir el despegue del avión.


Solo a un régimen brutal extremadamente débil se le ocurre incurrir en semejante torpeza. Los obstáculos interpuestos a Leopoldo López solamente lograrán fortalecer su liderazgo y consolidar la causa libertaria.




Mucho se ha criticado el nombre del programa de Cabello, el cual hace alusión al popular adagio "a Dios rogando y con el mazo dando". ¿Por qué es “con el mazo dando” si dicen estar buscando el diálogo nacional? Pero olvidan que con ese nombre también se está invocando tácitamente la primera parte del adagio que queda implícita en el título del programa: “A Dios rogando”…


¿Qué le está rogando a Dios? ¿Que no vengan por él y por sus hijos como les dijo a los militares en el Zulia que sucedería de perder el poder?


Leonardo Silva Beauregard

Twitter: @LeoSilvaBe

No hay comentarios:

Publicar un comentario