jueves, 21 de febrero de 2013

En Venezuela No Hay…






En Venezuela no hay presos políticos, en realidad no hay presos; hay “privados de libertad”. Ayer posiblemente condenaron a muerte a un hombre inocente, Iván Simonovis, quien es uno de esos que no son presos políticos sino “privados de libertad”. Iván Simonovis está aquejado por graves problemas de salud que lo harían acreedor a una medida humanitaria que le proporcione libertad para tratarse pues ha sufrido lesiones irreversibles; al negársele tal libertad recibió una condena a muerte en un país en el que la pena de muerte no existe.




En Venezuela no hay secuestrados, hay “retenidos”. De manera de que no hay 16.000 secuestros denunciados al año, sino 16.000 “retenidos”, la mayoría “retenidos express”. Y no hay 22.000 asesinados al año –en términos relativos, la cifra más alta de América con la rata de crecimiento más elevada del orbe-, hay 22.000 “privados de vida”.


En Venezuela no hay hiperinflación, hay “especulación”. Por lo tanto los incrementos de precios que agobian al pueblo son causados por los terribles y malvados comerciantes capitalistas especuladores. 


En Venezuela no hay escasez, hay “acaparamiento”. Esto significa que los malucos empresarios capitalistas oligarcas de la derecha fascista se confabulan para acaparar clandestinamente aquellos productos esenciales para los consumidores.


En Venezuela no hay devaluación, hay “ajuste cambiario”. De manera que la macrodevaluación de 46% que sufrió ese Bolívar que llaman “fuerte” es en realidad un simple “ajuste cambiario”. 


En Venezuela no hay fraude electoral, ¡jamás!, hay algo que llaman “ventajismo”. Esto se traduce en que el uso por parte de las candidaturas oficialistas de todos, absolutamente todos los recursos del Estado, de los activos de PDVSA, de las televisoras oficiales, de los dineros públicos; además, donde el arbitraje y conteo de votos es por parte de un CNE manejado por el Poder Ejecutivo y el partido de gobierno no constituyen fraude.

Y por supuesto, en Venezuela no hay dictadura, hay un “Estado fuerte”. Esto quiere decir que el secuestro de todos los órganos del Poder Público, todas las instituciones, la FAN, y las violaciones continuas a la Constitución por parte del Poder Ejecutivo no han causado el colapso de la Democracia. 


Solo espero que ese “Estado fuerte” no me encierre en una mazmorra por escribir estas palabras y pasar a ser otro privado de libertad, o peor, de vida.



Leonardo Silva Beauregard

Twitter: @LeoSilvaBe





No hay comentarios:

Publicar un comentario