miércoles, 5 de diciembre de 2012

Justicia






Después de trece meses de haberle sido ordenado por médicos, el régimen accedió a llevar al comisario Iván Simonovis a un centro asistencial para que su estado de salud fuera estudiado por especialistas. No obstante, además del retraso en su atención, los captores (SEBIN) ahora se niegan a permitir que se le practiquen exámenes de crucial importancia para evaluar su caso. Desconocemos qué criterios privan para esta negativa de la policía política.


El gobierno reiteradamente ha negado que el señor Simonovis  (y otros presos) es prisionero político y en consecuencia que sus Derechos Humanos no están siendo violados con una detención ilegítima. Este punto, puede argumentarse, es posible que sea debatible, pero lo que no se puede debatir es que negarle la administración de exámenes cuando su estado de salud está comprometido, es vulnerarle su derecho a la salud y por lo tanto es violarle sus Derecho Humanos.



La semana pasada, en una movida disparatada pero en la que según algunas fuentes se movieron ciertos intereses crematísticos, la ONU admitió a Venezuela en su Consejo de Derechos Humanos como uno de los representantes de la región, muy a pesar de que este país es acusado en distintas instancias internacionales de la violación reiterada de estos derechos en sus nacionales, y de que ante la propia Corte Penal Internacional existen acusaciones hasta contra el mismo jefe de Estado. Además, tal admisión se hizo luego de que el gobierno de este país decidiera sustraerse de la Justicia de Derechos Humanos del continente americano, vale decir, retirarse de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, dejando a sus ciudadanos indefensos ante el poder del Estado.


Pero no existe maniobra que impida que los responsables de violar los derechos del comisario Simonovis, así como los de la doctora Afiuni y de tantos otros tengan que rendir cuentas ante la Justicia Penal Internacional eventualmente. Tendrán su día en la Corte Penal Internacional de La Haya, pues esta justicia es inescapable. Ni que se mude de Galaxia individuo alguno puede sustraerse de ella.



Leonardo Silva Beauregard
Twitter: @LeoSilvaBe

No hay comentarios:

Publicar un comentario