jueves, 29 de noviembre de 2012

La Noticia Es...




Ayer observamos asombrados al Ministro de Comunicación Ernesto Villegas declarar aparentando tranquilidad “la noticia es que el presidente ganó las elecciones el 7 de octubre y vendrá a tomar el poder el 10 de enero de 2013”. Ante el intempestivo viaje del Comandante a Cuba que ha generado toda clase de rumores, esta “noticia” logra todo menos dar sosiego a propios y adversarios. La “noticia” de Villegas puede interpretarse como que el gobernante enfermo estará 43 días fuera del país.



La primera parte de la noticia -hay que informarle al señor Villegas- no es noticia: casi todo el orbe conoce que su Comandante ganó el 7 de octubre (por cierto, con métodos nada convencionales). En cuanto a la segunda parte, creo que lejos de aclarar las cosas y dar tranquilidad a la población, hizo brincar en la silla a más de uno: ¡El amado líder estará fuera del país hasta el año que viene! ¡¿Quién nos gobernará?! Ruego al amable lector mantenga la calma. Es cierto que el jefe de gobierno estará ausente, pero ¿acaso no lo ha estado casi todo el tiempo desde junio de 2011? Por lo demás, está fehacientemente demostrado que nos han gobernado desde Cuba durante 14 años sin mayores percances más allá de la ruina del país, la hiperinflación, el aumento de 450% de la tasa de mortalidad por homicidio y la voladura por negligencia e impericia de nuestras refinerías, entre otras nimiedades.

La noticia oficial del viaje del primer paciente del país fue acompañada por la explicación de que recibiría “terapias alternativas”, frase que tiene la connotación “la situación es desesperada, ya la Medicina Convencional no funciona, no queda mucho por hacer”. Se informó de sesiones de oxigenación a alta presión en cámara hiperbárica. La verdad, hago votos para que los babalawos encargados del aspecto “espiritual” de su tratamiento no enciendan los indispensables tabacos de su profesión en presencia de Oxígeno hiperbárico, pues no deseamos que nuestra querida Habana sea borrada del mapa por la explosión (Oxígeno puro a alta presión, candela del tabaco más caña blanca conforman una potente combinación que hace palidecer al C4). Tan solo deseamos que Fidel y Raúl dejen de meterse en nuestras vidas.

Pero es que la perspectiva de pasar 43 días sin ese señor en las pantallas de los televisores, en las ondas hertzianas de la radio, ausente de nuestras vidas es desoladora. Ya son 14 años disfrutando a diario sus peroratas y destempladas entonaciones de música vernácula. ¿Podremos sobrevivir sin las lecciones de Historia desde su peculiar pero innovadora perspectiva? ¿Comprenderemos cómo funcionan los complejos engranajes de la Economía sin sus explicaciones simplistas en ideas pero profusas en palabras (y palabrotas)? ¿Será posible la vida en sociedad sin sus clases de Derecho? ¿Llegaremos a entender la política sin sus clases de socialismo con su Das Kapital subrayado en la mano? ¿Mantendremos nuestros afectos por las dotes intelectuales y físicas de Fidel sin que nos muestre fotos de las “piernotas” del amo antillano? En fin, ¿será posible la existencia sin la presencia del Centauro de Sabaneta en nuestras vidas?

Y para el señor Villegas también hay una noticia: “la noticia es que los venezolanos, a pesar de la evidencia reciente en contrario, no somos pendejos. Reclamamos nuestro derecho de saber cuál es la verdad sobre la salud del gobernante. No es suficiente la declaración de Maduro en el sentido de que el Comandante necesita descansar. Si se trata de descanso, entendemos que La Orchila tiene buenas playas. Trátenos con respeto, por favor”.




Leonardo Silva Beauregard
Twitter: @LeoSilvaBe

No hay comentarios:

Publicar un comentario