viernes, 30 de noviembre de 2012

Misoginia Femenina







En los primeros años de este gobierno, creo que en 2002, una actriz fue secuestrada por grupos afectos al oficialismo. Luego de 48 horas cautiva fue arrojada desnuda desde un vehículo en una calle solitaria del Caracas Country Club. Fue ultrajada y su espalda rayada brutalmente con bolígrafo hasta sangrar, con consignas revolucionarias. Al día siguiente, en rueda de prensa, Juan Barreto, Cilia Flores e Iris Varela, con un antiguo afiche en mano declararon que la víctima había aparecido con sus senos desnudos en una película que filmó hacia el año 1970. Con este argumento pretendieron descalificar a la dama al tiempo que con el mismo hacían ver que las mujeres que se desempeñen en ciertos oficios merecen ser violadas y no tienen los mismos derechos que el resto de la población.






Ahora hemos visto con gran horror cómo la doctora María Lourdes Afiuni fue bestialmente violada por funcionarios del INOF, quedó embarazada y sufrió posteriormente un aborto mientras se encontraba presa en esas instalaciones. Por las características de la víctima y del caso, cabe preguntarse si estos funcionarios del Ministerio de Prisiones actuaron bajo órdenes superiores.



Como en aquel oprobioso caso, cuatro mujeres del régimen salieron a defender al gobierno y a los funcionarios del INOF. La ex directora del instituto, Isabel González, desmintió a la víctima y la amenazó con acciones legales civiles, administrativas y penales. La Ministra de Prisiones, Iris Varela secundó estas declaraciones, acusó a la víctima de mentir y amenazó con proceder contra ella por difamación e injuria contra la institución. La Defensora del Pueblo –una mujer- asumió una actitud despreciable alegando que no había motivos para actuar. La Fiscal General –otra mujer- falsamente declaró que para actuar, la agraviada debía hacer una denuncia ante la Fiscalía y que no existía indicio de que se hubiera cometido el delito. Cuatro mujeres le cayeron en cayapa a una dama que ha sufrido uno de los peores crímenes que se pueden cometer contra una mujer. 






Pero no es extraña esa actitud misógina en un régimen cuyo líder le dice a su esposa en cadena de radio y televisión nacional “¡esta noche te doy lo tuyo!” O que ha vejado también públicamente a otras damas como la periodista Andreína Flores. Que se ha referido de forma desconsiderada a otras señoras funcionarias de gobiernos extranjeros como el caso de Condoleezza Rice. Que ha arremetido vulgar y bárbaramente contra María Corina Machado. Y cuyas fuerzas públicas han agredido salvajemente a mujeres en protestas de calle.



Es que por más que en todas sus actuaciones y hasta en la propia Constitución, violando las normas del Castellano, los sustantivos se hacen en femenino y masculino: ciudadanas y ciudadanos, electoras y electores, concejalas y concejales, presidenta o presidente, gobernadora o gobernador, etc., con una pose hipócrita dicen igualar a la mujer con el hombre, en sus actos expresan el mayor desprecio por la feminidad, incluso por parte de las propias mujeres del régimen.


Toda mujer es madre, sobre todo en un enfoque simbólico. Por lo tanto estos ataques son perpetrados en la figura de la madre. Esto significa que existe un grave deterioro de esta figura maternal en las personas que cometen estas atrocidades contra una mujer. Tan victimario es quien comete el delito como quien lo encubre, en este caso, las cuatro mujeres mencionadas. Toda vez que una mujer sufre este tipo de agresiones cada hombre como hijo y cada mujer como hija y hermana, son agredidos. Y de no sentirlo así, el individuo actuaría contra Natura.


Leonardo Silva Beauregard

Twitter: @LeoSilvaBe

jueves, 29 de noviembre de 2012

La Noticia Es...




Ayer observamos asombrados al Ministro de Comunicación Ernesto Villegas declarar aparentando tranquilidad “la noticia es que el presidente ganó las elecciones el 7 de octubre y vendrá a tomar el poder el 10 de enero de 2013”. Ante el intempestivo viaje del Comandante a Cuba que ha generado toda clase de rumores, esta “noticia” logra todo menos dar sosiego a propios y adversarios. La “noticia” de Villegas puede interpretarse como que el gobernante enfermo estará 43 días fuera del país.



La primera parte de la noticia -hay que informarle al señor Villegas- no es noticia: casi todo el orbe conoce que su Comandante ganó el 7 de octubre (por cierto, con métodos nada convencionales). En cuanto a la segunda parte, creo que lejos de aclarar las cosas y dar tranquilidad a la población, hizo brincar en la silla a más de uno: ¡El amado líder estará fuera del país hasta el año que viene! ¡¿Quién nos gobernará?! Ruego al amable lector mantenga la calma. Es cierto que el jefe de gobierno estará ausente, pero ¿acaso no lo ha estado casi todo el tiempo desde junio de 2011? Por lo demás, está fehacientemente demostrado que nos han gobernado desde Cuba durante 14 años sin mayores percances más allá de la ruina del país, la hiperinflación, el aumento de 450% de la tasa de mortalidad por homicidio y la voladura por negligencia e impericia de nuestras refinerías, entre otras nimiedades.

La noticia oficial del viaje del primer paciente del país fue acompañada por la explicación de que recibiría “terapias alternativas”, frase que tiene la connotación “la situación es desesperada, ya la Medicina Convencional no funciona, no queda mucho por hacer”. Se informó de sesiones de oxigenación a alta presión en cámara hiperbárica. La verdad, hago votos para que los babalawos encargados del aspecto “espiritual” de su tratamiento no enciendan los indispensables tabacos de su profesión en presencia de Oxígeno hiperbárico, pues no deseamos que nuestra querida Habana sea borrada del mapa por la explosión (Oxígeno puro a alta presión, candela del tabaco más caña blanca conforman una potente combinación que hace palidecer al C4). Tan solo deseamos que Fidel y Raúl dejen de meterse en nuestras vidas.

Pero es que la perspectiva de pasar 43 días sin ese señor en las pantallas de los televisores, en las ondas hertzianas de la radio, ausente de nuestras vidas es desoladora. Ya son 14 años disfrutando a diario sus peroratas y destempladas entonaciones de música vernácula. ¿Podremos sobrevivir sin las lecciones de Historia desde su peculiar pero innovadora perspectiva? ¿Comprenderemos cómo funcionan los complejos engranajes de la Economía sin sus explicaciones simplistas en ideas pero profusas en palabras (y palabrotas)? ¿Será posible la vida en sociedad sin sus clases de Derecho? ¿Llegaremos a entender la política sin sus clases de socialismo con su Das Kapital subrayado en la mano? ¿Mantendremos nuestros afectos por las dotes intelectuales y físicas de Fidel sin que nos muestre fotos de las “piernotas” del amo antillano? En fin, ¿será posible la existencia sin la presencia del Centauro de Sabaneta en nuestras vidas?

Y para el señor Villegas también hay una noticia: “la noticia es que los venezolanos, a pesar de la evidencia reciente en contrario, no somos pendejos. Reclamamos nuestro derecho de saber cuál es la verdad sobre la salud del gobernante. No es suficiente la declaración de Maduro en el sentido de que el Comandante necesita descansar. Si se trata de descanso, entendemos que La Orchila tiene buenas playas. Trátenos con respeto, por favor”.




Leonardo Silva Beauregard
Twitter: @LeoSilvaBe

martes, 27 de noviembre de 2012

Hay Pero No Se Jalla

-->


El 27 de noviembre es una fecha clave del calendario revolucionario: se conmemora el segundo intento de golpe de Estado de 1992, el cual tuvo epicentro en la Fuerza Aérea Venezolana. Veinte años de la fecha patria bolivariana. Pero el jefe máximo de la revolución estuvo ausente en la importantísima celebración castrense en la Base Aérea de Palo Negro, estado Aragua. Según el parte oficial, la Asamblea Nacional le concedió permiso para irse a Cuba a recibir “terapia alternativa” para la grave enfermedad que padece que -según él mismo ha informado- es algún tipo de cáncer avanzado. Digo “avanzado” por dos razones, a saber: en junio de 2011 informó al país que el tumor primario era del tamaño de una pelota de Béisbol, infiltrado e infectado; y en febrero de 2012 declaró que había recidivado (justo luego de terminar una muy agresiva quimioterapia además de dos cirugías), por lo que tuvo que viajar a Cuba a recibir nuevo tratamiento quirúrgico y más tarde radioterapia.

Las únicas conclusiones posibles a las que se puede llegar al escuchar la noticia de nuevos tratamientos con terapias alternativas, son las siguientes: 1.- Hay recurrencia de la enfermedad; y 2.- Las terapias tradicionales que brinda la Ciencia Médica, se agotaron o no fueron efectivas. Imposible concluir otra cosa. Esto, independientemente de las informaciones de fuentes periodísticas que han corrido en las redes sociales, como que recibió tratamiento de implantación de semillas radiactivas en los tumores para reducir su tamaño. También cundió la noticia de que se había adquirido una cámara hiperbárica para ser instalada en Cuba, lugar donde recibiría este tratamiento de oxigenación a altas presiones.



Contemporáneamente con estas noticias nada alentadoras acerca de la salud del recién reelecto jefe de Estado, se ha podido percibir su ausencia en las últimas semanas. Las amenas cadenas nacionales de televisión y radio a las que nos tiene acostumbrados en las cuales nos deleita con sus ocurrentes anécdotas de su infancia en el llano o sus andanzas conspirativas en los cuarteles, sazonadas con sus inigualables interpretaciones de canciones populares, y los pícaros chistes que nadie como él sabe contar, se han hecho escasas o inexistentes; lo mismo se puede decir de su magnífico show Aló Presidente: brilla por su ausencia. Esto pareciera insignificante, pero tratándose de una personalidad narcisista de las dimensiones de las de nuestro amado líder, llama a la preocupación. Es impensable que el teniente coronel desperdicie una oportunidad de montar en escena uno de sus espectáculos pletóricos de talento artístico e histrionismo.



Como agravante debemos considerar que los candidatos a gobernadores del oficialismo que dependen absolutamente en la figura del caudillo para conseguir los votos y carecen de liderazgo propio, han quedado huérfanos del apoyo de su Comandante, y solamente han contado con la participación de segundones del partido sin carisma alguno. Esto es otro síntoma de que algo grave aqueja al Líder Supremo pues para sus planes es crucial capturar un buen número de gobernaciones; a menos que para tal efecto dependan exclusivamente del fraude electoral.



Aunque es cierto que en su campaña presidencial se le ahorraron mayores esfuerzos, lo paseaban en carroza y no hizo caminatas, no es menos cierto que fue “parapeteado” médicamente para que pudiera hacer acto de presencia en los contadísimos mitines y apariciones públicas que tuvo. Circulaban rumores de altas dosis de opiáceos (Fentanyl), analgésicos y estimulantes, cuya veracidad es difícil de comprobar. Lo que sí resultó inocultable fue el tratamiento con elevadas dosis de corticoesteroides (Cortisona, Hidrocortisona, etc.), pues la hinchazón, edema, acumulación anormal de tejido adiposo saltan a la vista. Este tipo de tratamiento implica un gran estrés y desgaste para el organismo, pues así como genera ciertos beneficios causa trastornos muy graves (recuérdese que el Cortisol, producido por las glándulas suprarrenales, como la cortisona, se le conoce como hormona del estrés. La palabra cortisona viene de corteza, pues se produce en la zona cortical de estas glándulas). Y es muy posible que ese esfuerzo desmesurado para un organismo gravemente enfermo haya causado un colapso en el líder; pero esto no se puede saber a ciencia cierta debido al velo de secreto que el régimen y el propio paciente han pretendido mantener sobre el caso.



Como ya mencioné, se ha hablado de un tratamiento alternativo con cámara hiperbárica. La cámara hiperbárica nació para el tratamiento de buzos que no se descompresionaban en los tiempos requeridos al ascender a la superficie luego de pasar largos períodos en las profundidades. Al subir rápidamente estos sufrían una mortal embolia por la súbita formación de burbujas de gas en el torrente sanguíneo y otros tejidos. Un fenómeno parecido al que se produce al destapar una botella o lata de gaseosa. Los buzos afectados eran colocados en estas cámaras bajo alta presión por períodos prolongados para reproducir los efectos de un ascenso lento desde el fondo marino. Más tarde se descubrieron nuevos usos en medicina, como el tratamiento de infecciones por ciertas bacterias anaerobias y -en particular- de las causadas por Estreptococo Betahemolítico del grupo A, es decir, la coloquialmente conocida como “comecarne”. La administración de oxígeno en una atmósfera de alta presión como la de estas cámaras, permite a este gas llegar profundamente en los tejidos y dañar a estas bacterias que medran sin oxígeno. Y ha habido experimentos de quimioterapia del cáncer bajo estas condiciones hiperbáricas sin mayor resultado que el anecdótico. Es en resumen la cámara hiperbárica, no solamente un tratamiento alternativo contra el cáncer, sino uno sin suficiente sustento científico y experimental sobre el que no existen datos en sentido alguno; una aventura desesperada como último recurso de ser cierta esta especie.



Me molesto en escribir sobre esta materia que he soslayado durante meses, pues es evidente que el caso de la salud del líder de la revolución (digo, líder después de Fidel y Raúl Castro) es crucial para la vida nacional. Si su salud se deteriorare o se hiciere inevitable la ausencia del jefe de Estado -apartando toda la incertidumbre que esto acarrea-, podríamos estar a las puertas de un nuevo proceso electoral, por ejemplo. Además, este factor pudiera acelerar la puesta en marcha de las reformas para el Estado Comunal. Pero todas estas son especulaciones pues lo que sí es cierto es que -como dicen en el llano- “Comandante hay, pero no se jalla”.

Leonardo Silva Beauregard

Twitter: @LeoSilvaBe

sábado, 24 de noviembre de 2012

De Víctima a Victimario





"Cada vez que un hombre en el mundo es encadenado, nosotros estamos encadenados a él. La libertad debe ser para todos o para nadie" 
Albert Camus


En el libro “Afiuni, la Presa del Comandante” el periodista Francisco Olivares plasma las declaraciones de la doctora María Lourdes Afiuni, ilegítimamente privada de libertad por orden dada en cadena nacional de televisión por el jefe de Estado, acusada de hechos que no revisten carácter de delito; vale decir, por un delito creado por el gobernante a posteriori contrariando todo principio de Derecho, especialmente el de Legalidad. La juez narra al autor las atrocidades que sufrió mientras estaba en cautiverio en el Instituto Nacional de Orientación Femenina (INOF) y que incluyen el ultraje sexual que le ocasionó un embarazo que culminó en aborto dentro del mismo penal.



La muy predecible respuesta del régimen no se hizo esperar. Lo más grave es que tal respuesta estuvo a cargo de mujeres, entre ellas la llamada Defensora del Pueblo. Además de declarar falsas las denuncias, la ex directora del INOF, Isabel González amenazó a la juez Afiuni con una investigación por declaraciones falsas y que sería demandada “penal, civil y administrativamente” por difamación al Ministerio de Asuntos penitenciarios cuya cartera la ostenta otra mujer, Iris Varela.

El régimen nos tiene acostumbrados a la inversión de valores y de roles. En este caso la víctima es convertida en victimario, la violada en violadora, el acusado en acusador. Los violadores son funcionarios del INOF plenamente identificados por la doctora Afiuni. Lamentablemente, por recomendación de psiquiatras la denuncia no fue hecha en su oportunidad y casi 3 años han pasado desde la fecha de los acontecimientos.

La señora González no se percató de que confiesa la inseguridad reinante en las instalaciones del penal al declarar “ella incluso gozaba de privilegios, precisamente porque debíamos garantizar su integridad física ya que ella misma había solicitado máxima protección ante el Ministerio Público, pues temía por su vida”. En efecto, si los privilegios son necesarios para “garantizar su integridad física” la única conclusión lógica es que quien no goza de tales privilegios tiene amenazada esa integridad. Imposible interpretarla de otra manera.





De acuerdo con los abogados de la juez, tanto el jefe de Estado como la ONU estaban enterados de las violaciones contra la doctora Afiuni. Es de hacer notar que justamente este organismo ha admitido al gobierno venezolano, que es acusado por diversas organizaciones de vulnerar Derechos Humanos, justamente en su Consejo de Derechos Humanos.



Los delitos de lesa humanidad cometidos contra la juez María Lourdes Afiuni constituyen una ofensa a todos los venezolanos, mujeres y hombres; de hecho y por definición, una ofensa a todo miembro de la raza humana. Todos somos víctimas solidarias en tan abominable crimen. Y como tales, todos debemos elevar al unísono nuestra voz de indignación y protesta.


Leonardo Silva Beauregard
Twitter: @LeoSilvaBe