viernes, 5 de octubre de 2012

Tupac Amarú

 

El nombre del famoso emperador inca de Vilcabamba, hoy Perú, dio su denominación al Movimiento de Liberación Nacional Tupac Amarú de Uruguay conocido como “Tupamaros”, célebre por los atracos a bancos, que fue llevado a la pantalla cinematográfica por el director Costa Gavras en la película “Estado de Sitio”. Aquellos Tupamaros -hoy civilizados e integrados a la vida política- eran una guerrilla marxista vinculada al maoísmo. Es posible que el grupo armado nacido en el popular “23 de Enero” de Caracas sea la versión tropical de este movimiento: el Movimiento Revolucionario Tupac Amarú, Los Tupamaros.

El día de ayer, algunos Tupamaros inmersos en la lucha de clases, asesinaron a dos seres humanos inocentes de modesta extracción, entre ellos un portero y un DJ, por el grave crimen contrarrevolucionario de no haberlos dejado entrar en un local de la urbanización Las Mercedes. 1 El jefe de esta guerrilla apoyada por el régimen, Alberto “Chino” Carías, despacha en una oficina en la sede administrativa de la Asamblea Nacional, desde la que gira instrucciones acerca de la distribución de armamento y municiones para "enfrentar" a la Oposición en las próximas elecciones. El líder revolucionario de impecable look metrosexual, enzarcillado y exquisitos trapos, se declara marxista y cristiano, al tiempo que afirma no llevar la cuenta de las muertes que adeuda con el argumento “después de los diez muertos se pierde el remordimiento”. Por cierto, con esa visión tan particular que tienen los revolucionarios de la doctrina de Cristo, que confunde en uno amor y fusil, en la que conviven el amor a los pobres con el odio a los ricos (hasta que ellos se hacen ricos en el poder, claro), este luchador idealista, amigo de El Chacal y socio declarado de las FARC y ETA, muestra orgulloso un tatuaje en el cuello del “666”, del Anticristo.

El cristiano señor Carías amenaza con caerles a plomo a los escuálidos (escuálido él sí que no es pues ostenta una muy proletaria obesidad) si no aceptan el irreversible triunfo del Candidato del Amor. También tiene planes armados para la eventualidad por él negada (?) de que la Oposición gane el 7 de Octubre. Desde su despacho en el palacio legislativo de todos los venezolanos, ordena la muerte de sus hermanos.

Jamás me cansaré de sentenciar que la violencia sólo conduce a la violencia, que la destrucción sólo conduce a la autodestrucción, que la muerte sólo conduce a la propia muerte. Por las dificultades que pueden tener los revolucionarios con la lectura, prefiero remitirlos a a sintonizar el History Channel para que vean las imágenes de un Führer a la barbecue, un Duce acróbata invertido de las cuerdas, un Saddam con corbata de cabuya, y un Moamar con bisoñé ensangrentado, para no hablar de Ceaucescu, Milosevic y otros héroes idealistas. ¡Véanse en el espejo de la Historia y de la Televisión!

Además de ser una afrenta al pueblo y a la FAN -que junto con las fuerzas policiales y otro órganos de seguridad son la única institución autorizada para usar armas de guerra-, las pretensiones violentas de los Tupamaros son violatorias de la Constitución y las leyes. Están destinadas al fracaso por la sencilla razón de que obligarán a la FAN a enfrentarlas y eliminarlas. Y es que nuestra FAN no se puede dar el lujo de permitir -cualquiera que sea la posición política de la oficialidad- que otra fuerza armada, además irregular, del signo que sea, opere en territorio nacional. No solamente porque es precisamente su función legal impedirlo, sino porque no hacerlo significaría cederle su poder a ella. Es decir, sería contrario a los propios intereses de nuestra FAN tolerar la actuación violenta de esa guerrilla oficialista, ya que hasta su propia existencia podría estar en juego..

Por lo demás, tengo absoluta seguridad de que sólo la cúpula corrupta y sin salidas institucionales, que según afirman distintas fuentes está comprometida en la comisión de graves delitos, apoyaría semejante atrocidad. No es solamente que nuestros honorables oficiales no estén dispuestos a manchar sus manos con la sangre de sus hermanos y hacerse reos de delitos de lesa humanidad, sino que sé que tienen clara su función moral y constitucional. Además, como seres pensantes que son, están conscientes de que este régimen los conduce en una ruta que va aceleradamente directo al abismo. Todo, desde la economía hasta la infraestructura pasando por las instituciones está colapsando. Y ellos no son extraterrestres, colapsarán con todos nosotros si permiten tal crimen.

Por último, a las amenazas de este delincuente con hábito de revolucionario cristiano tendría la tentación de darle como respuesta la sugerencia que, como cualquier otro venezolano, provoca hacerle, relacionada con la introducción de sus armas de guerra en cierto orificio trasero destinado a otras funciones; pero no lo haré. En su lugar sólo le advertiré que cuento con unos guardianes de mi seguridad y mi soberanía incorruptibles y con conciencia del momento histórico que vive la Patria, que forman parte de una institución sagrada llamada Fuerza Armada de la República de Venezuela, que se respeta y se hará respetar. Tampoco agregaré mis comentarios -que sólo en quince letras- provoca hacer con respecto a cierto órgano de su madre.

Es todo.


1.- En Internet ha circulado la información de que el lamentable hecho fue el resultado de una riña entre 6 funcionarios del CICPC con unos jóvenes oficialistas, todos con camisas rojas. Estos últimos solicitaron ayuda telefónicamente a los sujetos que ingresaron con armas largas al local “Nikki”, acorralaron a los policías, y abrieron fuego. Más de 80 disparos fueron hechos y el saldo fue de 7 muertos más heridos. Aparentemente el gobierno intenta ocultar esta información. Nada de esto me consta.

Leonardo Silva Beauregard
Twitter: @LeoSilvaBe

No hay comentarios:

Publicar un comentario