miércoles, 12 de septiembre de 2012

Un Pañuelo Por Favor: Una Aproximación a la Escatopolítica





Debo comenzar por retractarme o al menos rectificar mis opiniones emitidas -quizás prematuramente- en los artículos acerca de los saltos de talanquera recientes de supuestos opositores hacia el chavismo. Aunque todos percibimos el inconfundible tufo crematístico desde que comenzaron las burdas maniobras con el diputado cuyo nombre no mencionaré a los efectos de contribuir con su paso a la Historia cual incendiario de la Biblioteca de Alejandría, no aparecieron pruebas ni testimonios que dieran sustento a la tesis del soborno y sus ineludibles consecuencias.

Este escribidor no tuvo dudas de que las pueriles aunque malignas tácticas eran irrelevantes e insignificantes desde la óptica del posible daño que pudieran causar en la candidatura de Henrique Capriles Radonsky. Pero sí estuvo consciente de que tenían relevancia y significado por el inmenso y evidente peligro de daño para el campo oficialista, debido al trasfondo transgresor de los actos. Sin embargo, no imaginé que los hechos se desarrollarían con la celeridad y el efecto que tuvieron: reventaron en la cara de los terroristas chapuceros que no terminaban de poner sus deleznables bombas políticas.

No habían transcurrido dos horas de la aparición en los medios de las meretrices contratadas y su obeso empresario de lenocinio político, el Gordo del Maletín lo llamaron algunos, que se mostraba orgulloso de su conquista; cuando los dirigentes de los micropartidos en cuestión declararon ante el país, con pruebas, lujo de detalles, montos, textos de mensajes de telefonía y correos electrónicos, que ellos también fueron aproximados por los agentes del gobierno con ofertas que oscilaban entre los $ 200.000 y $ 400.000, aunque algunos citan cifras tan bajas como menos de $ 20.000 en el caso del dirigente de Piedra, Leonardo Chirinos. Denunciaron haber sido citados a la habitación 409 del hotel El Conde para el pago de la sórdida venta de conciencia, sitio muy apropiado para tan bajo negocio, inferior al comercio del amor.

El país, más que indignación, sintió asco. Las risas ante la torpeza de los revolucionarios se dibujaron en los rostros de repulsión de los ciudadanos. La prontitud de la respuesta de la Oposición y el cúmulo de pruebas acompañadas con manifestaciones de someterse a las investigaciones de los organismos jurisdiccionales, sugieren que los terroristas que pretendían hacer una emboscada fueron emboscados. Mal resultado si consideramos que son militares en su mayoría los estrategas del régimen.

Es curioso que los socialistas idealistas, hombres nuevos anticapitalistas, todo lo resuelvan a punta de dólares, la verde piedra filosofal del Socialismo del Siglo XXI. In God They Trust! Sin duda el Soldado de la Patria, su corazón, la reencarnación de Bolívar, en fin, el Segundo de Dios en la Tierra, el constructor de esta Patria Nueva (fétida pero nueva), anticapitalista hasta los tuétanos, adopta entusiasta métodos del Capitalismo; y no de cualquier Capitalismo, sino del más salvaje, el más liberal y -¿por qué no?- el más burgués: el de la Escuela Clásica de la Economía que santifica las fuerzas del Mercado y que en contradicción a la Termodinámica y a la Entropía, propugna que la Oferta y la Demanda tienden al equilibrio encontrándose en un punto llamado Precio, esto es, el precio del Hombre, nuevo o viejo, y de su conciencia. Sin embargo, creo que hubo una falla del Mercado pues el precio pagado resultó demasiado alto en todo sentido.

Hubo una contradicción importante: los “líderes” que representan una militancia cuyo total asciende a unos 26.000 partidistas, declararon no adherirse a ningún candidato, no enfrentar a Capriles con quien sólo manifestaron desacuerdo, y llamaron al voto consciente, a la participación en favor de cualquiera de los dos candidatos; mientras que su obeso mánager declaraba que lo hacían “contra Capriles”, en conflicto con las diáfanas aclaratorias de los comprados. Sobre este empresario de la política, cuyo exceso de peso indica que come más que una lima, cabe mencionar que Tarek William Saab, líder emblemático y "poeta" del proceso revolucionario, lo había estimado “el gobernador de estado más corrupto en la Historia de Venezuela” hace apenas unos años. Me pregunto cómo se concilia esta opinión dentro de su asociación. Quizás se explica por los puntos de coincidencia en la visión "verde" de la vida y la Política.

Estas maniobras tácticas se inscriben dentro de una estrategia mayor centrada en la descalificación del Campeón de la Unión, a la que ha recurrido el régimen por no poder mostrar una sola obra y no tener respuestas para su fracaso y el deterioro del país, así como del de la calidad de vida del venezolano, ante quien las técnicas stalinistas-goebbelianas de propaganda ya no surten efecto pues no hay manera de que enmascaren su realidad cotidiana de apagones e inseguridad, para nombrar solo dos plagas. Es imposible que la audiencia pueda ver las propagandas que muestran el formidable avance en la infraestructura eléctrica cuando el televisor está apagado por falla en el servicio de luz.

Lo que es definitivo es que la reacción de total repugnancia, de asco, es general, y debe abarcar hasta a los honestos pero ingenuos todavía creyentes en el proceso. Todos requerimos pañuelos tapando nuestras narices para poder continuar viendo el pestilente espectáculo. Nadie escapa al baño de detrito al que nos ha sometido el gobierno con estos atentados contra la dignidad nacional y sus valores más elementales. Y además de ser la manifestación más inequívoca de que la situación de la candidatura revolucionaria es en extremo desesperada y débil, cosa que no escapa a la percepción del más incauto; la estrategia política ofensiva y escatológica -ya expone lo más bajo, los desechos fisiológicos de la sociedad- por parte del régimen, es inexorablemente un arma autodestructiva, un boomerang que se regresará en forma de votos indignados en las urnas electorales.  Así que finalmente estos saltos no resultaron ni irrelevantes ni insignificantes; constituyen un golpe formidable para la candidatura de la "Patria".





Leonardo Silva Beauregard

Twitter: @LeoSilvaBe

No hay comentarios:

Publicar un comentario